martes, mayo 02, 2006

Actividad puentil

Hay fechas señaladas en las que Madrid se vacía, fechas como Semana Santa, agosto, o este puente de mayo, más puente todavía en Madrid porque hoy es la fiesta de nuestra Comunidad, ese momento histórico en el que los castizos de entonces echaron a los franceses invasores con sus cuchillos de mondar patatas (y una de cuyas heroínas fue Manuela Malasaña, de ahí el nombre del barrio). Cuando se aproximan esas fechas de diáspora, si se da el caso de que tú eres de los que se quedan, te empiezan a entrar sudores fríos desde unos días antes. Tus amigos y familiares te cuentan sus proyectos viajeros con emoción mientras por tu mente pasan visiones de ti mismo sin plan durante 4 días de los cuales 3 son domingos. 3 domingos seguidos sin plan, la ciudad desierta, los termómetros subiendo, programación dominical en la televisión, la cartelera de cine lamentable, tus abuelas como única compañía…, y entonces, preso de la desesperación, coges el teléfono y llamas a esa amiga de la facultad que hace meses que no ves y que como está en paro seguro que no viaja, mandas un email colectivo a todo tu adrés buk, buscas el programa de fiestas del ayuntamiento (miles de conciertos de bandas municipales por toda la ciudad), invitas a amigos de otros puntos del globo a que te visiten, y te quedas con el teléfono de cualquiera que te presenten por casual en esos días previos a la huida generalizada que, como tú, también se queda este puente. Resultado: consigues tener la agenda llena de planes tan peculiares que finalmente resulta que tu puente ha sido tan exótico como el que más, y además te has gastado casi el mismo dinero que si te hubieras ido a París.
Yo este puente recibí la visita de una amiga lejana, asidua lectora de este blog, con la que asistí al Congreso sobre Transexualidad que se celebraba en la Autónoma. Gracias al Congreso y gracias a Transi he aprendido una barbaridad sobre el tema: si os queréis cambiar de sexo porque estáis hartos del vuestro, que no me extraña, preguntadme lo que sea. También estuve en el teatro viendo los Sainetes de Ramón de la Cruz por cortesía del hermano de Transi, que durante dos horas se transforma en personaje dieciochesco (lo que yo daría), y que es divertidísima, quedando de manifiesto que del XVIII hasta ahora las cosas no han cambiado tanto, lástima que los trajes sí. El domingo animé a los corredores del MAPOMA con batucada y quien diga que correr es bueno es que no ha visto a un corredor de maratón en el kilómetro 25. Especifico, es que no ha visto a un corredor blanco en el kilómetro 25. Los negros keniatas que formaban el pelotón ganador mantenían mucho mejor compostura que nuestra raza, que no está hecha para correr, al menos estéticamente, hay que asumirlo ya. Al parecer, en otros escenarios que había en otros puntos del recorrido animaban el cotarro bandas de tunos, menos mal que no nos encontramos, qué duelo de titanes… También en este puente eterno he sacado a pasear a mi coche, que más que un coche es un miembro de mi familia y que es más o menos así:

Sol nos llevó a los dos a un parque que está a las afueras y que se llama El capricho porque fue el capricho de la duquesa de Osuna que debía ser una frívola como Escarlata porque se hizo construir hasta un río falso para que la llevase en falúa al pabellón de baile. El parque es alucinante:



Y finalmente ayer conocí las fiestas y la hospitalidad de las gentes de Móstoles que nos agradecían cada pase de samba con cerveza y croquetas mostolitas. Hoy voy a descansar.
Para que luego digan que para ver mundo hay que viajar.

12 Comments:

Blogger Misia said...

¡Gab, que curioso, estoy preparando un pequeño post acerca del parque del Capricho! Es uno de los rincones de Madrid que más disfruto cuando lo enseño, es precioso. Y tiene por ahí una pequeña dramática historia de amor, ains (suspiro), con lo que a mí me gusta contar esas cosas, que soy como el "hola" del siglo XVII (bueno, de vez en cuando me aproximo más al "que me dices", me temo).

8:15 p. m.  
Anonymous maries said...

gabru, me meto en tu blog y para mi sorpresa ni me nombras, la visita de la amiga tan cotidiana que no merece ni contarla, pues yo me lo pase muy bien cenando el domingo. vale, te perdono. besos.

8:21 p. m.  
Anonymous Anita said...

Gab, si lo llego a saber me voy a Madrid a pasar el puente contigo, aunque sólo fuera porque me llevaras en tu coche, que creo que aún no he montado en él. ¡y quiero ver ese parque!
Para el próximo, hablamos y lo planeamos con tiempo...

9:05 p. m.  
Blogger gab said...

misia, qué gracia, ya estoy impaciente por leer esa historia!
maries, me has pillado jajajajaja. Por supuesto nuestra cena fue el momento álgido del puente, no creas que la he olvidado, si hasta vimos a candela peña y fabio mcnamara! pero he preferido mantenerla en secreto, ya sabes, una tiene que dejar parte de su vida en la intimidad y el misterio que si no esto se convierte en gran hermano y no es plan... además, si me pongo a hablar de los destinos de la gente del cole en el blog creo que perderé lectores! qué bien que me leas.
anita, pues eso! el próximo te vienes y paseamos al Copito.

9:17 p. m.  
Anonymous transi said...

Siempre quise ser la reina de la fiesta, pero ser la Prota por un día de tu blog está muchísimo mejor.
Oye ¿tu coche también se ha apuntado a lo del cambio? (de marca, claro) Porque el que me presentaste a mí tenía nombre de cerveza checa, tipo de japonesa y espíritu de italiano, y no se parecía en nada al de la foto... ¿o es que tienes dos? Si aún resultará que eres un buen partido... Oye, que yo todavía estoy a tiempo de dar marcha atrás!!! o al revés, de dar un paso más hacia delante y ser una transi-transi (o retransi), que, si recuerdas algo de matemáticas, vendría a ser como la antiimagen de mí misma, que no sería otra cosa que el elemento origen que tú conocías... Bufff, Madrid me ha liado (¿otra vez? Justo ahora que ya tenía las cosas claras...;-).
Fíjate, mientras tú te relajabas en un parque con río y pabellón de baile, yo me achicharraba en un pantano...con chiringuito. Si es que donde hay clase... (me vas a tener que dar un cursillo).
Bueno, como dice la canción... Tarragona m’esborrona, Constantí em fa patir, y he descubierto que Madrid em fa morir... de goig.
Un besazo.

1:11 p. m.  
Blogger launicachica said...

Yo he buscado el parque en cuestión y pienso ir a verlo, antes de que termine el mes,

6:53 p. m.  
Anonymous Avalon said...

Pues tantos años aqui y ni idea de cual es ese parque, habrá que ir a conocerlo..

8:31 p. m.  
Blogger Toño said...

Pues a mí no me llamaste, y estuve más colgado que una paraguaya
(Ya sé que yo tampoco te llamé a ti, pero es que colgado desde el árbol no llegaba al móvil).

Pensé que no estabas. Ains.

9:49 p. m.  
Anonymous guadiana said...

si os gustó el capricho os recomiendo la quinta de los molinos, en suances, un parque tan desconocido como encantador. pero tenéis que mantener el secreto ;-)

toño ¿viste a keith richards?

2:57 p. m.  
Anonymous Pe said...

Hola Gab! Sé que últimamente me parezco más a Ulises que a Penélope, que ya ni leo el blog ni nada! Mis disculpas (es que ahora, madrugo). Espero que acojas al hijo pródigo...
¿Para cuándo Aranjuez?

12:21 a. m.  
Blogger Be said...

Gaaaaaaab... que necesitamos la dosiiiiiiiiiis... bastante duro es ya tener que tirar sin dilema semanal... pon aaaaaaalgo... vuelveeeeeeeeeeee...

1:33 a. m.  
Blogger gab said...

Be, he vuelto!!!
pe, desde que no esperas a ulisex y madrugas y la vida te sonríe ya no eres tú, pero yo te acepto de todos modos, por supuesto!
guadiana, me apunto tu parque.
transi, soy un partidazo, claro que sí!! si lo hubieras sabido antes...

12:55 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home