lunes, diciembre 19, 2005

Triunfo del deportista

Queridos todos, lamento el retraso en el recuento de votos de esta última edición del dilema, he estado muy ocupada entrenándome con frenesí para atenuar el efecto sonrojante que le produciré a mi futura pareja imaginaria deportista; porque esta cocina una semana más se ha decantado por la opción más masoquista y sufridora, dejando de lado al cantautor, que ahora solitario estará componiendo maravillosas baladas al desamor y a la ausencia de su amada cocina perdida. Esta cocina ha decidido que prefiere avergonzar y recordad que lo del deportista no era más que una metáfora. Es decir, esta cocina está dispuesta a sufrir todo tipo de vejaciones. Por ejemplo, pongamos que esta cocina sale con un modernuki pero no tiene ni puñetera idea de música, de hecho la sintonía del coche de esta cocina es los 40 principales, pero cosas de la vida, esta cocina se liga a un modernuki con malas artes, y esta cocina asiste con su modernuki al concierto del grupo más modernuki del momento, por ejemplo Franz Ferdinand, y cuando está delante de todos los amigos modernukis de su ligue modernuki esta cocina va y dice “chicos, ¿a quién preferís del dúo, a Franz o a Ferdinand?". Y se produce un silencio tal que ni la canción más estruendosa de Franz o de Ferdinand podría disimular. O por ejemplo, caso verídico de una gran amiga que mantengo en el anonimato por temor a represalias, nos intentamos ligar a un intelectualoide, craso error pero es que pasamos por una mala fase, y nos estamos tomando un café intentando deslumbrarle con nuestra culturilla de pacotilla cuya principal fuente es el país semanal, y nos ponemos a hablar de cine clásico, y dando una calada interesantona a nuestro cigarro soltamos “gran peli, el submarino apotheke” cuando queríamos decir el Acorazado Potemkin. O hablando de cine moderno, y este caso también es verídico pero le pasó a otra amiga diferente (dios las cría ellas se juntan...), “ah, sí Dolls de Kitano, bonita peli, qué sensualidad oriental, ¿y de quién es?". ¿De qué color era el caballo blanco de Santiago?, contestó él. Bien, que sepáis que eso es lo que hemos votado, se me ocurren ejemplos avergonzantes sin fin, pero lo dejo aquí, que me estoy mareando. Y para colmo nuestro deportista avergonzado es enfadica, así que encima al final de la cuesta, ¡nos caerá bronca por no estar en forma! Chicos, ¿qué va a ser de nosotros? Me preocupáis, y me incluyo, nos preocupamos…

8 Comments:

Blogger RUFUS said...

Buena verborrea sinfónica la suya. Es bien verdad. El mundo sociolizable de nuestras urbes contemporáneas es caótico y variopinto. Que gran impostura. Todo mascaras y disfraces que camuflan. La metáfora de la cocina encaja como un guante. Dicharachero y campechano y todo el mundo con etiquetas de colores. Me ha gustado. Que ritmo desenfrenado hacia el precipicio personal. Ahora entiendo porque los párrocos están tan desesperados. La gente no se confiesa, tenemos blogs y vamos soltando lastre.

Hmmm

Mi comments no se entiende mucho. Intenta ser enigmático y codificado pero es que yo no fumo y también me gusta hacerme el interesante.

Que pelma-plasta me he levantado hoy. señor perdoneme que el sindrome de navidad me da alergia.

Saludos

1:58 p. m.  
Blogger Anunska said...

Buff, intelectualoides. Yo tuve que ver In the mood for love, y sinceramente me pareció un poco coñazo (pero me callé como una perra, claro) Tampoco podía comer palomitas en el cine...

4:52 p. m.  
Blogger Andrea said...

Dios Gab!!! El submarino Apotheke debe pasar a la historia...Me has hecho reir muchísimo hoy (y he de confesar que he ententido perfectamente a qué pelicula te referías antes de que la nombraras...Submarino Apotheke podría haber sido una de mis burradas habituales, es que para nombres de pelis y actores valgo muy poco!)

8:03 p. m.  
Anonymous Gab said...

Jeje andrea!! sí, se entiende perfectamente a que peli se refiere, yo de hecho a veces cometo el error de tanto como me reí cuando me lo contó...
Rufus, perdonado! sí, lo del precipicio personal aquí lo llevamos al límite, así nos va.
Anunska, teniendo en cuenta que te gustan los cantautores, me temo que tu intelectualoide antipalomitas no me sorprende, pero bueno nunca es tarde para enmendarse ;)

9:12 p. m.  
Anonymous Anita said...

mi cuñado dijo : esa película...¿cómo se llama...?...ah, sí, "Las ovejas no balan"...es fácil de adivinar a cuál se refería, ¿no?; y mi hermana no se avergonzó de él, sino que nos reímos todos mucho.

9:01 a. m.  
Anonymous Gab said...

Pues yo ayer confundí a Jose Luis Perales con Manolo Escobar. Qué lapsus cañí, qué dolor. Creo que no se avergonzaron...

11:34 a. m.  
Blogger launicachica said...

Yo debo ser intelectualoide de esas o no??? porque a saber:

No pienso ver in the mood of love, porque vi 2046 y no me gustó nada. Luego debo ser intelectualoide porque voy a ver pelis raras detras de la plaza de los cubos pero igual no lo soy porque hay muchas que no me gustan.

Voy a conciertos modernikis y no escucho los 40 que no me gustan, pero como soy discreta porque he aprendido que si no te notan el intelectualoide la gente se suelta más y así te enseñan más cosas, pues el otro día me preguntaron en una fiesta "que prefieres Bisbal o Bustamante", y además me bajo cintas de los Chichos.

Odio los restaurantes de comida de diseño tipo "Nina", y me gusta más un sitio con buen arroz caldoso.

¿yo que soy? dame cita en el divan ese de tu cocina, tengo una crisis de identidad.

12:43 p. m.  
Anonymous Gab said...

Unica chica, tú eres la única chica, ¡esta claro!
Efectivamente, las identidades están difusas, pero mola poner etiquetas.
Yo no sé si prefiero a bisbal o bustamante, pero bailo los dos, llevo broches de fieltro, me gustó in the mood for love, y leo el hola cuando puedo. A ratos soy modernuki, a ratos intelectualoide a ratos pija y a ratos maruja. También depende de la gente con quien estés, que cada uno te potencia una cosa. Al lado de mis primos fachas soy modenuki, pero cuando voy a un concierto de franz ferdinand soy pija.
En fin, mientras no seas tuna o malabarista...

1:19 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home